Los plásticos son muy malos para el planeta, los refrescos lo son para ti. Y, sin embargo, aquellas gigantes botellas de gaseosas son de los productos más vendidos en Latinoamérica… Así que ya que muy probablemente haya alguna(s) a tu alcance, te proponemos darle un buen uso reciclándola para cultivar tus propios tomates.

6-5-2009topsyturvy

Aprende a continuación a hacer una maceta colgante para tus plantas de tomate, un proyecto sencillo que no te tomará más de 15 minutos en ejecutar y que puede convertirse en la perfecta solución para aquellas personas que quieren disfrutar de jitomates –como también se los conoce- de cosecha propia, pero no poseen un patio para hacerlo.

Al cultivar de esta manera evitarás tener que entutorar las plantas de tomate.

No se diga más entonces, ¡manos a la obra!

Necesitarás:

1 botella plástica de soda de 2 litros o más
1 palo / pincho de madera / palillo de barbacoa, al menos 8 centímetros de longitud (también puedes utilizar un gancho de ropa de metal, aunque con él te resultará difícil desenredar la parte torneada).
Tijeras
Tierra de sembrado, orgánica por supuesto
1 filtro de cafetera
1 planta de tomate que todavía no esté muy grande
Alambre o cuerda para colgar
1 tornillo para hacer agujeros (o cualquier objeto afilado)

Hazlo así:

1

1. Lava la botella, retira la etiqueta si así lo deseas…

2

2. Corta cuidadosamente la parte inferior de la botella…

3

3. La parte inferior que acabas de cortar, colócala en el interior de la botella en una posición invertida. Debe encajar cómodamente…

4

4. Con la parte inferior dentro de la botella, realiza dos agujeros en los laterales para insertar un palillo. Asegúrate de que los agujeros estén en la misma posición para que te quede equilibrado.

5

5. Perfora la parte inferior de la botella.

6

6. Ya has creado el dispensador de agua, ahora realízale 10 agujeros…

7

7. Toma la planta de tomate que hayas elegido, y recuerda que es importante que no sea muy grande…

8

8. A través de un agujero, pasa la planta por el centro del filtro de café. Envuélvelo suavemente alrededor de la base que cubre la tierra…

9

9. Con mucho cuidado, pasa la planta de tomate a través del cuello de la botella. Utiliza el palillo para ayudar a pasar la planta a través del orificio si es necesario…

10

10. Coloca la botella boca abajo y rellénala con tierra. No olvides dejar espacio para el dispensador de agua…

11

11. Pasa el palillo a través de los agujeros…

12

12. Asegura el cable para colgar la planta…

13

13. Llena con agua el depósito…

14

14. ¡Y tu nuevo tiesto para tomates está listo para colgar!

blog-photos-March-2012-319-452x650

No olvides cubrir la botella para proteger las delicadas raíces de la luz, puedes utilizar cinta adhesiva o pintar la botella antes de colocar la planta de tomates. Y, por cierto, si en lugar de una botella de refresco deseas utilizar algún otro envase plástico también lo puedes hacer.

1105_529830383720908_1955443434_n-550x412

 

* Visto en Dicas

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza