Aceptar las cosas tal y como son muestra tu capacidad de fluir, ser flexible y de adaptarte a los cambios. La vida, en última instancia, es cambio, movimiento, evolución y velocidad. Eres tú quien debe marcar el ritmo con el que caminas.
Cart
  • No products in the cart.