La falta de actividad sexual afecta física y emocionalmente a las personas, incluso sin que éstas se lleguen a dar cuenta. Y es que esta necesidad humana va mucho más allá del placer que genera, pues también cumple una función importante en la salud y el bienestar.

Hay mucho que puede pasar cuando tu actividad sexual disminuye y las causas pueden ser diversas; estás muy ocupado en el trabajo, los estudios, tienes mucho estrés o simplemente todo está desordenado en tu vida.

Por diferentes motivos algunas personas intentan reprimir su deseo sexual y se cohíben de aquello que desean; otras tienen más facilidad para expresarse y no dudan en vivir el momento al máximo cuando se da la oportunidad.

En todo caso, cuando pasa el tiempo y no tienes una experiencia sexual satisfactoria, sus deseos reprimidos se pueden hacer evidentes mediante ciertos comportamientos o señales.

 

1.- Puede afectar tu relación

Esto es preocupante. Gran parte del éxito de una relación de pareja se debe a una vida sexual satisfactoria. Si tú pareja y tú no están activos sexualmente como deberían, es hora de traten el tema.

 

 

2.- Más susceptible a enfermarte

Según el portal, las personas que tienen relaciones sexuales regularmente disfrutan de mayores anticuerpos para prevenir un resfriado.

Esta práctica es un excelente generador inmunoglobulina A (IgA). La frecuencia sexual, por lo menos dos veces por semana, eleva hasta 30% los niveles de este anticuerpo hallados en saliva y mucosas corporales, mismo que protege contra resfriados y otras infecciones, según el portal salud180.com

 

 

3.- Te sentirás ansioso

Toda la tensión que no liberas se acumula y sentirás más ansiedad en tu día a día. Tener relaciones ayuda a que toda la tensión baje considerablemente y te relajes.

 

 

4.- Puedes sentirte deprimida

La realidad es que tanto para los hombres como para las mujeres, estar sin sexo nos puede hacer sentir un poco tristes y malhumorados. Si es tu caso y vives en abstinencia, ya sea por decisión propia o porque no has encontrado a la persona indicada el ejercicio, bailar, cantar, leer o apasionarte por alguna otra actividad también te ayudarán a segregar estas sustancias de forma natural.

 

 

5.- Sin sexo y sin vida

La ausencia de sexo puede transformar a una mujer por completo. Se vuelve más reacia a las relaciones sociales. La ciencia explica que esta situación ‘se debe a la falta de endorfinas, que afectan su percepción del mundo’.

 

 

6.- Mal humor y estrés

Tener altibajos en el carácter, en especial en el ámbito social, es una probabilidad de que el cuerpo necesita sexo. Obviamente, no en todos los casos es esta la razón del estrés y el mal humor. Sin embargo, cuando pasan semanas y meses sin sentir satisfacción sexual, hay un mayor riesgo de estallar en emociones negativas como la irritabilidad, el pesimismo y otros cambios de humor bruscos.

Es importante saber que el sexo contribuye a tener un mejor estado de ánimo y, aunque muchas veces se intente ignorar, es una necesidad que no se puede reprimir.

 

 

7.- El peligroso sentimiento de soledad

¡Cuidado! El sentir soledad puede llevar a tomar decisiones poco acertadas, en especial cuando de sexo se trata. Tras pasar mucho tiempo sin sentir la emoción del sexo, el sentimiento de la soledad empieza a dominar las emociones y puede ocurrir lo siguiente: Ronda la idea de llamar, buscar o regresar con una expareja.

Se busca sexo en alguien cercano, como un amigo (o amiga) o un amante. Hay una gran posibilidad de desear sexo casual con un desconocido durante una fiesta, sobre todo después de ingerir algunos tragos.

 

 

 

 

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza