Químico peruano descubre que la cáscara de coco elimina el arsénico del agua de los ríos

Manuel Chávez es el nombre del químico peruano que ha dado un avance importante, a lo que podría ser una esperanza para descontaminar el agua de los ríos con un recurso que es 100% natural, hablamos de la cáscara de coco.

En su investigación descubrió que la cáscara de coco elimina el arsénico del agua de los ríos, la contaminación de los ríos, lagunas y quebradas.

Si bien Perú, se encuentra dentro de los 20 países con mayor reserva de agua en el mundo, asimismo más del 60% de sus ríos están contaminados por altos niveles de arsénico.

¿Es un veneno el arsénico?

El arsénico es una sustancia que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es altamente tóxico y nociva para la salud humana y la mayoría de las formas de vida.

Se lo asocia a un agente cancerígeno, y está aunado a enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión arterial, entre otras afecciones.

La presencia de esta sustancia en los ríos en altas dosis, es considerado veneno. Se encontró que los ríos de Perú tienen valores que están por encima de lo permitido: hay más de 200 microgramos por litro de agua, cuando el mínimo es de 10 microgramos por litro.

El aprovechamiento de recursos naturales para hacer frente a la problemática

Debido a esta situación, Manuel se puso a elaborar un tipo de filtro con cáscara de coco que al exponerse a un proceso físico-químico lo convierte en una esponja selectiva al metaloide.

Las altas dosis de carbón que tienen las cáscaras hacen que, al calentarlas, se transformen en un material poroso que, al añadirle sustancias químicas, hace posible separar el arsénico. De esta manera, cuando se introduce en el agua, este metaloide se adhiere a sus poros.

El investigador determinó que el componente absorbente removedor de arsénico ha sido probado exitosamente en soluciones con altos contenidos de arsénico.

El carbón activado
El carbón activado debido a su gran área superficial y que al combinarlo con otros agentes tienen capacidad de adherirse al arsénico, produce un nuevo material compuesto que sirve como medio filtrante y puede ser empleado en la remoción del metaloide”, explicó el Químico Mario Ruiz.

La elaboración y aplicación del carbón activado a partir de la cáscara de coco, en base a los estudios previos realizados con esta materia prima ha resultado eficaz y muy beneficiosa.

Analizando el bajo costo de producción, finalmente el material podría ser utilizado en el tratamiento de aguas con alta carga de arsénico en la industria minera u otras industrias.

 

 

⇒ Con información de Portal Ambiental y Culturairapuato

 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.