Holanda, uno de los países pioneros y líderes en el respeto hacia el medio ambiente, crea la primera planta solar flotante del mundo sobre el mar, llamada “Zon-op-Zee” o “El sol en el mar” de la mano de la empresa Oceans of Energy, la Universidad de Utrecht y el gobierno de Holanda, quienes esperan tener la planta operando en 2021

El desarrollo de este proyecto tardará tres años y cuenta con el apoyo de seis empresas y centros de investigación especializados que trabajan mano a mano en el diseño de esta granja fotovoltaica flotante que, cuando se materialice sobre aguas del mar del Norte, será única en el mundo.

Se encuentra situada a unos 15 km de Scheveningen, el distrito costero de La Haya, Oceans of Energy, la firma donde emergió la idea, y la Universidad de Utrecht, que investiga este tipo de producción eléctrica y según sus cálculos, la planta flotante de energía solar puede generar hasta un 15% más que de la que se obtiene de las plantas en tierra con la instalación de paneles similares.

Esta obra podría significar una mejora del rendimiento de los paneles fotovoltaicos de hasta el 15% respecto a los que se ubican en tierra.

China y Reino Unido ya han construido plantas de energía solar sobre superficies acuáticas, pero en lagos.

Paneles solares sobre agua salada

La Universidad de Utrecht también realizará investigaciones científicas junto con Oceans of Energy para comparar la producción de electricidad de la energía solar flotante en el mar en comparación con la que se genera en tierra.

Allard van Hoeken es fundador y máximo responsable de Oceans of Energy, startup que forma parte del consorcio que espera hacer realidad el proyecto.

El proyecto cuenta también con un equipo de ecólogos marinos altamente calificados que monitorean y evalúan el impacto ambiental de los sistemas solares flotantes en alta mar.

“Lo que haremos en este proyecto no se ha hecho antes y es excepcional. Las granjas solares ya se están desplegando en embalses de agua como los lagos, pero nunca antes se había llevado a cabo un proyecto en el mar, ya que es mucho más difícil por la acción destructiva del viento y las olas en el mar, pero con la competencia de los socios del proyecto y la experiencia de la industria offshore holandesa, estamos convencidos de que tendremos éxito”, dice Allard van Hoeken, fundador y CEO de Oceans of Energy.

Diferencias de los paneles solares que se encuentran en la Tierra

Zon-op-Zee podrá generar hasta un 15% más de energía solar que los paneles tradicionales. Gracias a que el agua funciona como reflectante, los paneles fotovoltaicos reciben más luz y además aumentan su eficiencia por la falta de obstáculos (construcciones o vegetación) que sufren sus homólogas.

Se estima que este tipo de plataformas flotantes duren más de 20 años. En un comienzo, su diseño de prueba será de 30 m² de superficie, sin embargo en tres años más alcanzaría los 2.500 m².

Además, ¡no tendrán que realizar otras construcciones para su funcionamiento!, como ya existen molinos de energía eólica en esa parte del mar, solo bastará con ubicar el parque entre dos turbinas eólicas marinas montadas y fácilmente podrán conectarla a sus cables para transformar la energía en electricidad.

El interés de las plantas flotantes de energía solar

Al mismo tiempo y si todo le es favorable, los expertos del consorcio sostienen que este tipo de plantas flotantes de energía solar pueden beneficiarse de las aguas mansas creadas entre los parques eólicos que existen en la actualidad y conectadas a su vez a la red general.

Por parte de la Universidad de Utrecht antes citada, la cual tendrá la responsabilidad de supervisar los trabajos junto con la firma Oceans of Energy, calcula que la producción de energía a través de este método podría cubrir un alto porcentaje de la demanda del país, hasta un 75%.

Van Hoeken, recibió hace 3 años el premio de ingeniería al haber sido responsable de una plataforma flotante, la cual generaba energía con la energía de las mareas del Mar de Wadden, el Mar de Frisia.

Dicha plataforma se localiza entre el Mar del Norte y las islas Frisias, a un lado de las costas de Holanda, Dinamarca y Alemania.

Una zona con bancos de arena y poca profunda donde todo el complejo se conectó a la red eléctrica de la isla holandesa de Texel.

¿Más problemas por solucionar?

Holanda es un país pequeño que necesita de sus escasos suelos para crear innovaciones como la planta solar flotante, y debido a la escasa disponibilidad de espacio, poseen uno de los costos de construcción de granjas solares más altos del mundo.

¿Para qué cortar árboles y comprar terrenos si puedes montar las plantas solares en el mar? ¡Ahí sí que hay espacio!

Las construcciones de parques solares acuáticos tienen un gran potencial, ya que el 60% de las personas alrededor del mundo viven en regiones costeras, según Oceans Of Energy (las cifras de la ONU están en un 40%).

Además, estos paneles se pueden desplegar e instalar en cualquier parte, tanto en islas como en zonas remotas. Su única condición es contar con acceso al mar.

 

 

⇒ Con información de Intriper, Ecoinventos y El Definido

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza