Greta Thunberg pronuncia su discurso ante el plenario de la Cumbre del Clima, este miércoles. Andrea Comas

Greta Thunberg pronuncia su discurso ante el plenario de la Cumbre del Clima. Andrea Comas


La activista sueca, Greta Thunberg dio un gran discurso en un evento de alto nivel en la COP25 en el plenario de la Cumbre, ante observadores y diplomáticos.

La joven  pronunció un discurso en la sala donde se reúnen los representantes de 196 países, para decir entre otras cosas que «ya no tenemos tiempo para dejar de lado la ciencia».

En su discurso pidió más presión a los Gobiernos para que se tomen en serio la emergencia climática, durante un discurso en el pleno de la Cumbre del Clima de la ONU.

Cada gran cambio en la Historia ha venido del pueblo
ha dicho la adolescente sueca, en su alocución de once minutos, la más destacada que ha tenido en sus intervenciones en la reunión de 196 países para reducir la emisión de gases contaminantes.

«En solo tres semanas entraremos en una nueva década, una década que definirá nuestro futuro. Ahora mismo estamos desesperados por alguna señal de esperanza, y les digo que hay esperanza, la he visto, pero no viene de los Gobiernos o las corporaciones, viene del pueblo», ha dicho Thunberg.

Ministros de los países participantes llegaron a Madrid el martes pasado para la fase de alto nivel de la COP25, en la que esperan llegar a un acuerdo sobre los asuntos técnicos tratados hasta ahora por sus subordinados.

Reportes científicos

La adolescente, a punto de cumplir 17 años ha citado varios datos de reportes científicos para apoyar su llamada a la acción.

Dijo que al ritmo actual de emisiones esa cifra se se alcanzaría en solo ocho años más.

Ha recordado que para tener un 67% de posibilidades de evitar que la temperatura media global suba un grado y medio, los científicos concluyeron en 2018 que solo podrían ser emitidas 420 gigatones de CO2 adicionales.

Greta Thunberg ha leído sobre el estrado algunos de los resultados del panel científicos de la ONU:

«No son opiniones, son cifras científicas y globales». Y entonces, sí con un tono más determinante, ha preguntado: «¿Cómo reaccionan ante estas cifras sin sentir pánico, al hecho de que no se está haciendo nada, sin sentirse enfadados, cómo comunican este mensaje sin mostrarse alarmistas? ¿Cómo lo hacen? Me gustaría saberlo».

«Nuestros líderes no se están comportando como si estuviéramos en una emergencia», ha añadido.

«En una emergencia cambias tu comportamiento. Si hay un niño en mitad de la carretera y los coches se acercan a toda velocidad, no miras a otro lado porque es muy incómodo, inmediatamente corres y lo rescatas».

«Los países ricos tienen que hacer su parte para que las personas más desafortunadas del mundo puedan mejorar su nivel de vida», ha afirmado antes de sentenciar: «Las personas se están muriendo debido a la crisis climática». «Cada fracción de un grado cuenta. Este es mi mensaje: en eso tenemos que centrarnos. Tienen que centrarse», ha clamado luego.

Greta Thunberg volvió Suecia tras su discurso. Llegó a su casa en tren, autobús eléctrico y coche eléctrico acompañada de su padre, según su asistente de prensa.

Decenas de activistas de su movimiento Fridays for Future tomaron el escenario durante varios minutos en una protesta con cánticos y una sentada.

Discursos

La adolescente sueca ha pronunciado otros discursos señalados en grandes citas, entre ellas la Cumbre del Clima de diciembre del año pasado en Polonia y otro evento sobre el clima en septiembre en la sede de la ONU en Nueva York.

Fragmentos de esos discursos han sido muy compartidos como por ejemplo su famoso «¿cómo se atreven? Ustedes me han robado mis sueños», con el que interpeló desafiante a los líderes políticos en Nueva York.

Antes de la adolescente sueca, han hablado en el pleno Gonzalo Muñoz, representante del Gobierno chileno; la ministra de Transición Ecológica española Teresa Ribera; el científico sueco Johan Rockström y la directora ejecutiva de la ONG Greenpeace, Jennifer Morgan.

 

 

⇒ Tomado de El País y El Diario

Denisse Espinoza