La cúrcuma, aquella maravillosa planta oriunda de la India, ha sido empleada en esa cultura desde hace unos tres mil años. Es quizá uno de los componentes más significativos en la gastronomía de ese gran país, y sus propiedades colorantes son también milenarias, así como sus cualidades curativas son conocidas y tratadas ampliamente por la medicina ayurvédica.

Entre las propiedades medicinales de la cúrcuma están sus beneficios para el tratamiento del cáncer, artritis y diabetes. Puede usarse para hacer múltiples ‘tés’ y la siguiente preparación es un fortalecedor del sistema inmunológico, lo que evidentemente, prevendrá enfermedades en tu cuerpo y mejorará tus defensas:

*Este elixir además está cargado de vitaminas y minerales

 

¿Cómo funciona?

La combinación entre cúrcuma y jengibre resulta en un desinflamatorio, elimina las toxinas y mejora del sistema digestivo. La miel ayudará a fortalecer tu sistema inmune con sus minerales, mientras que la pimienta mejorará tu metabolismo. El agua de coco ayudará a que absorbas mejor las propiedades de la bebida.

 

Ingredientes:

Un par de piezas de cúrcuma
Un par de piezas de jengibre
Agua de coco
Miel
Pimienta roja
Limón

 

Preparación:

Esta preparación es sencillísima: primero licúa las piezas de jengibre y cúrcuma con agua. Vacía el resultado en una jarra y agrégale un poco de agua de coco. Luego añádele tres cucharadas de miel y una cucharada de pimienta roja.

 

En este video encuentras mayores detalles y si quieres ir todavía un poco más allá no te pierdas hoy nuestro programa Del Huerto a la Mesa, donde nuestro Chef Yogui Mariano Garcés te enseñará también a utilizar la cúrcuma para beneficiar a tu organismo:

 

 

⇒ Visto en Ecoosfera

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza