La familia del fallecido Steve Irwin, el ‘Cazador de Cocodrilos’, está trabajando para rescatar a miles de animales de incendios en Australia.

Después de la muerte de su padre, cuya memoria se mantiene entre sus fans, Bindi y Robert Irwing, hijos del famoso zoólogo, mantienen vivo el legado de su padre, con labores sociales a favor de la vida de los animales.

Esta vez, están haciendo todo lo posible por mantener a las especies en óptimas condiciones y lejos de las llamas. La familia de Irwin ha salvado y cuidado a más de 90 000 animales.

El hijo de Steve, Robert Irwin, compartió una imagen a través de Instagram donde podemos ver a algunas especies siendo salvadas con ayuda de Bindi, su hermana.

 

En la publicación presenta a ‘Ollie’ el paciente 90 000. 

Bindi, de 21 años, también subió algunas imágenes de su labor como conservacionista, igual que su padre.

¨Cada gran cambio en la Historia ha venido del pueblo»

En su publicación informa a los seguidores que no hay fuego cerca de Australia Zoo, por lo que los animales rescatados, se encuentran a salvo. (I)

Incendios en Australia

Con la temporada de incendios aún por llegar a su punto medio, las altas temperaturas récord y los meses de sequía severa han desencadenado una serie de incendios forestales masivos.

Ardiendo desde septiembre, los incendios se han intensificado durante la semana pasada y varias áreas han sido evacuadas a medida que los servicios de bomberos luchan por contener estos superincendios.

La evacuación masiva de comunidades en Nueva Gales del Sur (NGS) y Victoria es uno de los desplazamientos humanos de emergencia más grandes del país.

 

Consecuencias

Unas 25 personas, incluidos varios bomberos voluntarios, han muerto, con miles de casas y edificios destruidos. Y hasta la fecha, se han quemado más de 8,5 millones de hectáreas, siendo las zonas de NGS, Australia occidental y Victoria las más afectadas por incendios que han impactado a todos los estados australianos.

 

Impacto en la vida silvestre

Hasta que los incendios desaparezcan, se desconoce el alcance total del daño. Sin embargo, se ha estimado que 480 millones de mamíferos, aves y reptiles nativos han sido afectados directamente por las llamas en NGS desde septiembre.

WWF Australia estima que hasta la fecha, podrían haber muerto o sido heridos en los incendios forestales 1.250 millones de animales a nivel nacional.

Esto incluye la muerte de miles de koalas, junto con otras especies icónicas como canguros, walabies, petauros, canguros rata, cacatúas y aves de la familia Meliphagidae.

Se estima que hasta un 30 % de los koalas perecieron en los incendios de la costa centro-norte de Nueva Gales del Sur, un golpe devastador para una especie que ya está en declive debido a la excesiva tala de árboles y el aumento de la temperatura.

Muchos bosques tardarán décadas en recuperarse, y los incendios empeorarán la crisis de extinción de Australia.

 

¿Qué está haciendo WWF?

WWF Australia está trabajando para responder a los impactos inmediatos de la crisis y para garantizar que existan planes a largo plazo para ayudar a las personas y la naturaleza a recuperarse.

A finales del año pasado, lanzó el plan Towards Two Billion Trees para salvar y cultivar dos mil millones de árboles para 2030, y ya ha brindado ayuda a la vida silvestre afectada por los incendios forestales en paisajes prioritarios.

 

 

⇒ Con información de WWF, El Universo y Ecoticias

Denisse Espinoza