La nevera es un electrodoméstico que fácilmente adquiere malos olores en su interior. En algunas ocasiones los alimentos que ingresamos pueden encontrarse en mal estado y desprender olores fuertes que invaden todo el espacio. La buena noticia es que para eliminarlos existen algunas opciones 100% ecológicas y naturales.

El primer paso es sacar todo de la refrigeradora, luego desconéctala y déjala descongelándose. Por ningún motivo debes lavarla con cloro o desinfectante porque luego tus alimentos se van a contaminar.

Lo ideal es limpiar con agua y bicarbonato de sodio. Esta mezcla purificará el aire y eliminará manchas.

Una vez  que quitas la suciedad y está seca, prueba metiendo un plato con alguno de estos materiales absorbe-olores para que no se repita lo del mal olor. Déjalos una noche entera o un día completo para mejores resultados:

  • Bicarbonato de sodio (es el más efectivo y recomendado)
  • Limones cortados a la mitad con clavos de olor incrustados en la pulpa
  • Zumo de limón
  • Café molido
  • Una cebolla cortada a la mitad (Déjala solo una noche y abre la nevera para que se escape el olor a cebolla una vez que esta haya hecho lo correspondiente)
  • Algodón empapado en vainilla
  • Papel periódico húmedo
  • Pan duro
  • Trozo de carbón vegetal (Muy efectivo)

Una vez realizados todos estos pasos, tu refrigeradora está lista para recibir los alimentos limpios. Pruébalos!

 

 

⇒ Con información de Diario Ecología

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza