Asia, el continente más poblado del planeta pasa sed. Sao Paulo, -sede de uno de los grandes centros financieros del mundo y la mayor ciudad de Brasil, el país con mayores reservas hídricas del mundo-, pasa sed. En muchos países de África la principal ocupación de las mujeres es la búsqueda diaria del agua. En Oriente Medio, Israel y Palestina han hecho del agua un campo de batalla. En México se riega con aguas negras mal recicladas…

El agua, partícula imprescindible para los seres vivos y para el desarrollo humano, es uno de los bienes más maltratados en el planeta entero. Todo el mundo la necesita, todo –literalmente-, pero casi nadie aplica las más básicas medidas para cuidarla y conservarla.

Vivimos rodeados de agua, pero menos de un 3% de ella es dulce y disponible para el consumo humano. Es por ello que la concentración de la población mundial en grandes megalópolis y el cambio climático, con su influencia en los ciclos de lluvia y en la agricultura, están obligando a revisar, más pronto que tarde, las políticas del agua en el planeta.

Muchos podrían pensar que el agua que usan para asearse, preparar sus comidas y realizar diversas actividades siempre estará disponible, pero esto no es necesariamente cierto. El agua, como todo recurso natural y vital, es limitada y puede acabarse.

Quienes no tienen acceso a la red de agua potable conocen mejor del tema. En América Latina, pese a los avances sociales y económicos recientes, 106 millones de personas aún no cuentan con un baño digno en casa y 34 millones no tienen acceso a agua potable de forma sostenible.

Pero, ¿es realmente posible que la población de hoy y las futuras generaciones puedan contar con ambos servicios de manera continua? Hoy que se celebra la 24ta. edición del Día Mundial del Agua, aún no es posible garantizarlo.

 

tips-para-ahorrar-agua

La humanidad necesita agua

En la actualidad, el 91% del mundo tiene acceso a agua potable y solo el 68% tiene acceso a un baño en condiciones adecuadas. Sin embargo, con el constante y rápido crecimiento de la población, la cantidad del vital líquido que se necesitará será cada vez mayor, y la dependencia a fuentes adicionales también aumentará, sin mencionar su impacto en los presupuestos.

Esto ocurre especialmente en Latinoamérica, la región con mayor crecimiento urbano en el mundo. Si bien Brasil, Colombia y Perú son tres de los países con más agua dulce a nivel global, un porcentaje importante de la población aún no cuenta con servicios adecuados de agua potable y saneamiento.

Y el agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua potable propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.

Por si fuera poco, el agua es un elemento esencial de la vida, sí, pero al igual que es esencial para calmar la sed o la protección de la salud es también vital para la creación de puestos de trabajo y apoyar el desarrollo económico, social y humano: hoy en día, la mitad de los trabajadores del mundo (1500 millones de personas) laboran en sectores relacionados con el agua.

En este Día Mundial del Agua te dejamos algunos tips para ahorrar agua en el hogar:

 

Ahorrar agua en el baño…
  • ¿Ducha o baño? La mejor opción es la ducha, pero solo si no las prolongas más de 5 minutos. Durante una ducha gastas una media de 15-20 litros por minuto, y en un baño 150-220 litros. Si la ducha es larga no ahorrarás agua, pero si lo haces correctamente puedes llegar a ahorrar hasta 60 litros.
  • Los inodoros más modernos disponen de un mecanismo de doble descarga que permite usar menos agua, ya que el usuario puede escoger entre una descarga de 3-4 litros o una de 6-8 litros. Pero si no dispones de ellos, también puedes reducir en un 30% el consumo de agua si introduces una botella llena de agua en la cisterna, restringiendo así la cantidad de agua necesaria para llenarla.
  • Para comprobar que tu cisterna no tiene fugas, puedes añadir colorante alimentario al depósito. Si transcurrida media hora compruebas que el colorante aparece en la taza, tienes una fuga. Soluciónalo cuanto antes pues el consumo de agua será más elevado de lo que piensas.
  • Coloca en la entrada de los cabezales de la ducha un reductor de caudal y reduce el consumo de 20 litros por minuto, a 10 litros. Cierra las llaves cuando te enjabones o apliques el champú al cabello.
  • Cierra el grifo al lavarte los dientes, afeitarte, lavarte la cara o las manos. El desperdicio puede llegar a los 20 litros de agua.
  • No uses el inodoro como un cubo de basura en el aseo, pues con cada descarga que no realices el ahorro será de unos 6-8 litros de agua.
  • Cuando tengas que lavar a mano prendas muy sucias, no las coloques bajo el chorro de agua. Usa mejor un cepillo y no uses la fuerza del agua.
  • Si tienes niños pequeños no dudes en bañarlos juntos. Ahorrarás agua y tiempo.
  • Si quieres hacer cambios, opta por grifos monomandos en bañeras, lavabos y bidés porque ahorrarás entre un 10 y un 20%.

 

cocina-ecologica

Ahorrar agua en la cocina…
  • No friegues los platos a mano, mejor utiliza el lavavajillas pues puede suponer un gasto de unos 100 litros de agua.
  • Descongela los alimentos dejándolos en la nevera la noche anterior y no bajo el grifo, y reducirás tu consumo en 15 litros.
  • Lava la fruta, verduras y hortalizas en un bol y no bajo el chorro de agua y ahorrarás 10 litros.
  • Utiliza una olla adecuada para cada cocción y proporcionada a la cantidad de alimento que vas a incorporar.
  • Para descongelar los cubitos de hielo no los pongas debajo del agua, sácalos con tiempo del congelador.
  • Utiliza el agua de la cocción de las verduras o los huevos duros para el riego de las plantas de casa, verás cómo crecen más sanas gracias a los nutrientes.
  • Si los útiles de cocina están muy sucios o con mucha grasa, déjalos en remojo un tiempo y verás cómo después necesitarás menos agua para su limpieza.
  • Si en tu hogar dispones de lavavajillas, procura usarlo cuando esté lleno porque usa unos 60 litros de agua.
  • Usa un único vaso para tu consumo de agua durante el día y ahorrarás 3 lavados.
  • No dejes correr el agua hasta obtener agua fresca y coloca mejor una botella en el frigorífico.
  • Cuando friegues, llena menos el cubo. Con un tercio más o menos de su capacidad sería suficiente.
  • Una lavadora puede usar entre 100 y 200 litros de agua por cada carga, de ahí que sea imprescindible usarla solo cuando esté llena y no a medias.
  • Evita el prelavado siempre que sea posible.
  • Si tienes que adquirir una nueva lavadora elige una eficiente, ya que no debe consumir más de 12 litros de agua por kilogramo de ropa en el ciclo normal de algodón a 60ºC.
  • A la hora de adquirir nuevos electrodomésticos es bueno saber que las lavadoras de carga frontal gastan un 40% menos de agua que las de carga superior.

 

 

* Con información de RTVE, El País, Conciencia Eco y ONU

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza