Esta es una de aquellas historias que nos encanta documentar y compartir. Es la historia de Rafael Mantesso y su perro, Jimmy Choo. Pero es, sobretodo, una de aquellas historias que demuestran que siempre es posible sacar lo mejor y lo más positivo hasta de las peores situaciones, y aprovecharlo para dar vuelta a la página y salir adelante.

Eso fue lo que hizo este publicista y artista gráfico brasileño en el peor momento de su vida. Fue justo el día que cumplió 30 años, día en que su esposa lo dejó y se llevó todo consigo, los muebles, los electrodomésticos, los cuadros, las fotos… ¡todo! Lo único que le dejó fue a su bull terrier de cinco años, las paredes blancas y la casa completamente vacía.

la primera

“Un día estaba jugando con él en la habitación y decidí hacer una foto agarrando su pata, mostrando el afecto y la amistad que existe entre nosotros”, recuerda Mantesso. Esa sería la primera de muchas, y la que hizo surgir la idea de las demás.

“Estando al lado de mi mejor amigo Jimmy viendo las paredes desnudas la inspiración vino a mí: fue así que decidí comenzar a fotografiar lo feliz que era él pasándola bien por todo el apartamento vacío. Cuando Jimmy se derrumbó dichoso cerca de una de las paredes, tomé un rotulador, dibujé todo un nuevo mundo a su alrededor y sentí cómo el latente anhelo de dibujar se despertaba en mi interior”, explica Rafael.

Desde entonces su fiel mascota y compañero es la estrella de sus fotografías, en las que posa siempre sobre un fondo blanco e interactúa con diferentes elementos. “Es muy sencillo fotografiarlo”, afirma. “Aunque es muy travieso, está entrenado y obedece mis órdenes así que cuando le digo ‘para’ lo hace, lo que resulta muy fácil”.

la mas dificil

Cuando Rafael pone a volar su imaginación Jimmy Choo sobrevuela una ciudad cual Superman, se convierte en tiburón, estrella de cine y de rock, ladrón de bancos, regala abrazos… Pero a la hora de taparse los ojos no lo pone nada fácil y son esas las instantáneas más complicadas de realizar para el ilustrador brasileño.

Rafael adora a su compañero y no duda en asegurar que “definitivamente es mi mejor amigo”. “Tengo el Síndrome de Asperger y una mente hiperactiva, así que dibujo todos los días y Jimmy está a mi lado todo el tiempo colaborando. Además, le encanta hacer de modelo”, añade. Y no se equivoca, Jimmy Choo es un excelente modelo como lo puedes comprobar en la siguiente galería de fotos:

 

 

Después del éxito del bull terrier en Instagram –donde tiene más de medio millón de seguidores-, Mantesso publicó un primer libro con las mejores fotografías de su mascota y compañero… y, por supuesto, también encontró un nuevo amor que comparte su amor por Jimmy Choo.

love

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza