¡Gran noticia! Canadá prohibió que las ballenas, los delfines y marsopas sean criadas o mantenidas en cautiverio, según la ley aprobada por el Parlamento canadiense.

El proyecto de ley S-203, conocido también como ‘Free Willy’, llamado así por la famosa película de los 90 ‘Liberen a Willy’, es una iniciativa largamente esperada por científicos y organismos de protección animal.

El nuevo acuerdo entrará en vigor a finales de este mes. La medida ha sido aplaudida por los activistas animalistas que lo celebran tuiteando con el hashtag #EmpyTheTanks (vacíen los tanques) o #FreeWilly (liberen a Willy).

También habrá interdicciones para la exportación e importación de estos animales, así como de sus embriones y esperma. Elizabeth May, diputada del Partido Verde, comentó tras la votación final de este lunes a The Canadian Press lo subrayado por diversos expertos consultados en este proyecto:

Los cetáceos necesitan del océano, requieren de espacio y de comunicación acústica a grandes distancias.
Excepciones

Sin embargo, el proyecto de ley contiene algunas excepciones: los mamíferos marinos que ya se encuentran en cautividad podrán permanecer en las instalaciones y los animales heridos podrán mantenerse durante su rehabilitación o para los fines de investigación científica, siempre y cuando los investigadores tengan una licencia.

«Es una ley muy importante porque prohíbe la cría, lo que asegura que las ballenas y delfines que actualmente están encerrados en pequeños tanques en Canadá son la última generación que sufrirá», dijo en un comunicado Melissa Matlow, directora de campañas para World Animal Protection Canada.

«Los expertos coinciden en que las ballenas y los delfines sufren grandes daños psicológicos y físicos en esclavitud, incluidos el aislamiento, los problemas de salud crónicos, el comportamiento anormal, la alta mortalidad infantil y el aburrimiento extremo», añaden desde la organización Humane Society International.

La portavoz de la agrupación a favor de los animales, Nina Devries, dijo que Canadá se une ahora a una decena de países, incluyendo Chile y Costa Rica, «que han tomado una postura progresista contra el encierro y la cría de los cetáceos, delfines y marsopas para entretenimiento».

Las infracciones a esta ley podrán ser castigadas con multas de hasta 200.000 dólares canadienses (aproximadamente 133.000 euros), según informa el medio canadiense Global News

 

 

⇒ Con información de El País, El Mundo, ABC y El Comercio

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza