Bohíoplaya, una marca que crea ropa con plástico arrojado al mar y confeccionada por abuelitas

Bohíoplaya es el sentir del Caribe llevado a la alta costura a través de prendas elaboradas por abuelitas. Cuando compras una de sus prendas adquieres vida, sabor y arte que genera impacto positivo.

Este emprendimiento es un claro ejemplo del compromiso de dos hermanos con el medio ambiente y la sociedad.

Cerca de 30.000 botellas que en su momento  fueron arrojadas como basura al mar, y que además contaminaban el océano y perjudicando la vida de diferentes especies, han sido usadas para crear prendas de vestir. Esta maravillosa idea, nace de los colombianos Daniel Vásquez y su hermano Juan Camilo.

Los hermanos Vásquez 

Son los creadores de su empresa familiar, un emprendimiento que le apuesta a la mano de obra de las abuelas y al cuidado del medio ambiente.

Aunque Daniel es comunicador social – periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana y no se considera como tal, su hermano Juan Camilo es músico empedernido, pero renunció a su profesión para dedicarse de lleno a girar alrededor del mundo con La Fragua, una banda dedicada al género ‘Caribe psicotropical‘ en la que él era el cantante.

“Fuimos a México, Cuba y Estados Unidos, mientras le íbamos haciendo fuerza a la agrupación también se la hacíamos a la parte del ‘styling’ y vistiendo la banda fue que nació mi interés por la moda y una idea de negocio” comentó Juan Camilo.

Además de su responsabilidad con el medio ambiente también tienen un compromiso con las mujeres de la tercera edad, a quienes consideran personas idóneas y competentes para lograr el producto que los ha llevado de vender cinco a 30 millones mensuales.

Comenzó vendiendo camisas estilo playero hechas por doña Beatriz, una abuelita que al día de hoy todavía hace las prendas de la marca.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por BOHÍOPLAYA ® (@bohioplaya)

Una marca colombiana

En 2015 nació el emprendimiento Bohíoplaya, que comenzó vendiendo camisetas playeras y que han revivido el alma y esencia de los juglares en el país, inspirados en Joe Arroyo, Piper Pimienta, Diomedes Díaz, Santana, Hendrix y otros grandes músicos.

Todo lo que comercializa Bohíoplaya es elaborado por adultas mayores que reciben pagos y condiciones justas de empleo.

Asimismo, Daniel se empeñó en generar un bajo impacto ambiental, “al principio hacíamos pocas prendas de alta costura con materiales de calidad para que duraran más tiempo, hasta mi hermano (negociador internacional y magister en Gerencia de Mercadeo y Comercial) se asoció a la empresa y comenzamos a investigar en otras opciones de moda sostenible“.

Al día de hoy, la empresa lleva 30.000 botellas de plástico recicladas convertidas en prendas y Daniel se encarga de la parte creativa y Juan Camilo de la administrativa.

Para más información, visita su página web www.bohioplaya.com

 

 

⇒ Con información de La Nota Positiva y Noticias Am Pm

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.