Existen regalos que no tienen precio y que resultan verdaderamente importantes en la vida de tus hijos. Estar juntos en familia fortalece los vínculos, ayuda a que conozcas a tus hijos y que ellos te conozcan, mejora la comunicación familiar, crea maravillosos recuerdos en los niños y es una gran manera de calmar el estrés e inculcar valores.

Si tu familia y tú no saben qué hacer, entonces las siguientes ideas te van ayudar a pasar un tiempo placentero.

 

Agenda tu tiempo

Pasar tiempo de calidad debe ser una prioridad y como tal inclúyelo en tu calendario. Escoge un tiempo específico para pasarlo en familia. Marca la fecha y la hora y haz de esto una prioridad.

La verdad es que nadie tiene mucho ‘tiempo libre’”, y si esperas tener la agenda vacía para pasar tiempo en familia, entonces este momento no va a llegar nunca. Recuerda tomar ese día como algo importante y no cambies tu ‘cita familiar’ a menos que sea una emergencia.

 

Aprovecha cada momento

No necesitas un día o una tarde completa para disfrutar a tu familia. Aprovecha pequeños momentos como los viajes en auto, cuando cocinas (pueden cocinar juntos), las subidas en elevador de un edificio y cuando estás esperando la cita al doctor. Estos pequeños momentos ‘perdidos’ pueden ser el comienzo de una gran conversación.

 

Brinda tiempo de calidad

“No solo se trata de cumplir con el hecho de llevar a tus hijos al parque si durante la experiencia estás atendiendo llamadas o enviando mensajes y tu atención no está con ellos”. Se trata de que ellos aprecien el tiempo que le dedicas y el amor con que lo haces.

 

Cena en familia

La Academia Americana de Pediatría publicó una investigación que revela que los hijos de familias que comparten tres o más comidas por semana tienen una dieta más saludable que los demás.

Además, una investigación del Centro Nacional de Adicción y Abuso de Sustancias (CASA) de la Universidad de Columbia reveló que los jóvenes que cenan con sus familias cinco o más veces por semana son menos propensos a consumir tabaco, alcohol y marihuana.

Comparte la comida y aprovecha la instancia para hablar con tus hijos sobre sus días, retos y aspiraciones. Si hoy no las compartes, hazlo gradualmente y poco a poco aumenta las noches de comida familiares.

 

Concéntrate en ellos

Cuando estés con tus hijos, ya sea en tu hogar, viendo una película o en el parque, enfoca tu atención en ellos.

Deja el celular de lado y enfócate en lo que están haciendo: ve sus caras de asombro, entretente con ellos en el parque y pon atención a sus caritas de entusiasmo. Tiempo juntos no es necesariamente tiempo de calidad.

 

Establece tradiciones familiares

Hacer el árbol de Navidad juntos, hacer un picnic en el primer día de la primavera, o disfrutar abrazos en la cama los sábados en la mañana. Sean pequeñas o grandes actividades, las tradiciones familiares son siempre significativas, unen a sus miembros y crean recuerdos atesorados cuando los niños crecen.

 

Busca pasatiempos familiares

Busca un hobbie en el que toda la familia pueda participar, como ver los partidos de baseball, fútbol, basket del equipo de tu ciudad, aprender un deporte, ir al muro de escalada o hacer puzzles gigantes.

Piensa en alguna actividad que todos puedan disfrutar y pruébala junto a tus hijos. Esto te ahorrará tiempo en planear actividades y si ya sabes que todos se entretienen con ella, el éxito está asegurado.

 

 

Toma tus vacaciones

Esto puede sonar raro para algunas personas pero la verdad es que hay familias que ni siquiera comparten las vacaciones porque los padres simplemente nunca dejan de trabajar.

Las vacaciones no son necesariamente dos semanas en el verano: también puedes dar pequeños viajes a la playa, el campo o parques nacionales que estén cerca de tu hogar y visitarlos por el fin de semana.

Verás como alejarse del hogar da una sensación de relajación y un simple fin de semana puede convertirse en unas mini-vacaciones familiares.

 

 

Muestra afecto por las cosas que le interesan a tus hijos

Ya habrás escuchado el dicho “si no puedes contra ellos, úneteles”. Averigua qué es lo que le interesa a tus hijos y familiarizate, aunque esto signifique leer Harry Potter, ver el Señor de los Anillos, aprender sobre videojuegos o leer la revista Teen. Esto te ayudará a conocerlos y creará oportunidades de diálogo, especialmente con adolescentes.

 

 

⇒ Con información de About.com, I Mujer y Wiki How

 

 

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza