¿Sientes que tú y tu pareja han caído en una rutina? Aunque para muchos siga siendo un tabú, el sexo es uno de los pilares fundamentales para que una relación funcione adecuadamente. En muchas ocasiones, el sabor de algunos alimentos te hacen  sentir tanto como un buen juego erótico. Y, si te gustan ambas cosas por separado, ¿por qué no probarlas en conjunto?

A la hora de amar, todo vale. Nada de inhibiciones, y mucho menos cuando los juegos sexuales están a la orden del día. Algunas personas prefieren los juguetes sexuales, otros los juegos de roles, pero para aquellos que se sientan mejor experimentando con alimentos, aquí encontraran algunas ideas.

¡Es hora de innovar y dar rienda suelta a la imaginación!

 

1.- Frutas

 

Fresas

Las cerezas, fresas o uvas son un verdadero condimento para cualquier diversión sexual.

Para que el juego sea placentero, la fruta debe ser preparada, lavada, cortada, algunas puestas en azúcar, o picada. Y luego se las colocas a tu pareja en la boca, o le haces comérselas servidas en tu cuerpo.

 

 

 

2.- Crema Batida

 

 

Crema Batida

 

Sin duda es el clásico de todos los juegos sexuales. Ya sea batir con la boca, o lamer desde distintas partes del cuerpo, es la comida más divertida de todas.

El lado negativo es que los lácteos no dejan un aroma muy agradable en la piel.

 

 

 

3.- Chocolate

 

Chocolate

 

Es otro de los clásicos de los juegos sexuales con comida, sea antes, durante o después del acto sexual. Este alimento incrementa la sensación de deseo sexual, por lo que actúa como un perfecto estimulante.

Empieza colocando un pedazo en la boca y delízala hacia debajo de su tórax, hasta llegar a su zona más caliente, es una de las muchas opciones que puedes hacer con chocolate.

 

 

 

4.- Ostras

 

Ostras

El alimento afrodisíaco por excelencia son las ostras. Para los que gustan de esta comida, proporciona un impulso de zinc, conduciendo a un sexo fuerte. Claro que no es el gusto de todos, por lo que antes de preparar un juego con ostras, mejor preguntar si le gustan.

 

 

 

5.- Hielo

Hielo

Jugar con cubos o paletas de hielo es una mezcla de emociones que no se pueden perder de ninguna manera. El frío se derrite con el calor del encuentro sexual. Pasar hielo por las distintas partes del cuerpo, a lo largo de la espalda o abdomen, resulta muy excitante.

 

 

 

6.- Alcohol

 

Alcohol

Para una noche de sexo apasionado, el alcohol es un buen aliado aunque en su justa medida. Se puede comenzar antes, durante la cena o una larga charla, y continuarlo en la cama.

Puedes derramar un poco de tu bebida favorita sobre tu compañero, en el ombligo y lamerlo. O disfrutar de unos suaves golpes en el cuerpo con tequila, besando apasionadamente luego y sosteniendo una rodaja de limón con la boca.

 

 

 

7.- Miel

 

Miel

Si te gusta mucho el dulce, si quieres notar esa sensación pegajosa en tu piel o en la de tu pareja, ó si buscas disfrutar con un alimento lubricante, entonces este va muy bien. Con este ingrediente podrás darle mucho juego a tus relaciones.

Si quieres dar el gusto a tu lengua y paladar por los rincones más recónditos del cuerpo de tu pareja, apuesta por embarrarlo con un chorro dulce de miel. Con simplemente verter un fino hilo de miel sobre el cuerpo de tu pareja, conseguirás estremercelo.

 

 

En cuestión de sexo el libro está abierto. Tu imaginación y límites son la barrera. Inspeccionar, jugar y descubrir incorporando cualquier alimento a tus juegos sexuales es una excelente idea para dar rienda a la pasión y alejarse de la rutina proponiendo cosas distintas.

Saborea a tu pareja deleitando tu paladar con aquello que más te guste. ¡Todo un placer!

 

 

 

⇒ Con información de I Mujer, Un Como y Mujeraldia

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza