“No hay mal que por bien no venga” es un refrán que busca emitir un mensaje optimista ante aquellas situaciones que, en principio, no son buenas pero que, a futuro, pueden generar resultados positivos. Eso ocurre con los Canales de Venecia, se limpian gracias a la cuarentena por el coronavirus.
Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.